domingo, 23 de noviembre de 2014

Long Driver


Ahora que la temporada está llegando a su fin, vuelvo a recuperar la importancia de añadir el plus de gran espectáculo a nuestro deporte.

Está claro que los grandes acontecimientos, es decir, los Masters y la Ryder son seguidos por multitud de aficionados, pero siempre he pensado que aparte de las buenas iniciativas de federaciones, clubs y prensa por acercarlo al gran público, sería importante poner un poco de pimienta competitiva. Ceo que ya lo he comentado en otras ocasiones,"Golf espectáculo" publicado en febrero de 2013, lo divertido y emocionante para los espectadores del famoso par 3 del TPC Scottdale donde se celebró el Phoenix Open.Últimamente ha irrumpido con fuerza el Long Driver, donde los jugadores llegan alcanzar y superar las 410 yardas, al pionero de esta especialidad Gerard Pera le están siguiendo los pasos unos jóvenes valores, sin ir más lejos Adrián Sanchez estuvo a pocos centímetros de ganar el último Long Drivers European Tour 2014.
Estos jóvenes que se preparan físicamente como cualquier atleta de primer nivel, esperan con ansiedad que las grandes marcas de material de vuelquen con ellos , al mismo tiempo promocionar estas competiciones en los medios informativos o de teloneros en torneos importantes, y en locales de menos dimensiones (hay infinidad de competiciones para putter y hierros cortos que se podrían celebrar en actos previos a cualquier evento deportivo).
Además, quién nos dice que pronto podrán competir en alguna Olimpiada, antesala primero como deporte demostración, pienso que nada tienen que envidiar a un lanzador de peso o jabalina.