lunes, 8 de septiembre de 2014

, Adrian Sanchez Superman Long Driver

Adrián Sánchez pone en apuros a Joe Miller

Adrian Sanchez puso en serios apuros al campeón Joe Miller campeonato de Long Driver celebrado en Mijas Lagos Golf Internacional  y se quedó solo 0,20 yardas.(393, 3 contra 394,5 yardas) de superarle en las semifinales de la competición para profesionales.

Adrián Sánchez
Adrián Sánchez
El SPAIN LDET CHAMPIONSHIP empezaba bajo un sol de justicia y una previsión de mucho calor y de altas temperaturas que han acompañado a los pegadores durante toda la jornada. A las 10 de la mañana, los primeros golpes los han ofrecido los jugadores amateurs, que han disputado la segunda edición delCampeonato Español Amateur de Long Drive, y que daba la posibilidad a los siete mejores de competir al lado de los pegadores del continente.
En las semifinales, los espectadores han podido disfrutar de un gran show con dos duelos de alto voltaje. Tras lanzar las primeras seis bolas fuera del grid en el primer set, Adrián Sánchez ha puesto en apuros a Joe Miller en un segundo set que se ha decidido por pocos centímetros: Sánchez (394,3) y Miller (394,5). El español no ha podido forzar el tercer set, pero ha quedado tercero tras ganar a John McSloy en la final de consolación. McSloy ha caído en su semifinal contra el inglés Konyk, que también ha alcanzado las 401 yardas.En la gran final de la séptima parada del circuito, Joe Miller y Dan Konyk han conseguido también marcas por encima de las 400 yardas. En el primer set, Konyk las ha lanzado todas fuera de calle. Y en el segundo Miller no ha perdonado y ha derrotado a su compatriota con un increíble obús de 412 yardas, la bola más larga del día.
El próximo torneo será en Francia, que se estrena como sede del circuito esta temporada. La cita tendrá lugar los próximos días viernes 17 y sábado 18 de octubre en uno de los mejores campos de golf del sur de Francia: Domaine du Barbossi, en Cannes. ¡Nos vemos allí long drivers!

domingo, 7 de septiembre de 2014

El eterno segundo


No es la primera vez que en mis artículos de opinión hago comparativas entre otros deportes y el golf.

Toni Bullón
Toni Bullón
Cuando  finalizó la tercera jornada del WCG Bridgestone me fui a dormir con el convencimiento de que Sergio esta vez sí ganaría el torneo. Pero una vez mas se quedó a las puertas del triunfo, por eso siempre me viene a la cabeza el nombre de Raymond Poullidor "Pou Pou", el eterno segundo.
Pou Pou tuvo la mala fortuna de coincidir en el tiempo conJacques Anquetil y Eddy Merch, al igual que Sergio con Tiger Woods y Rory Mcilroy, aunque en este escalafón se podrían intercalar otros nombres. Ambos tuvieron victorias importantes, pero Poullidor nunca consiguió el anhelado Tour, ni siquiera el Giro, una vuelta a España en 1964 y otras victorias parciales más o menos importantes. A Sergio le falta ese Grande, que ya ha acariciado en varias ocasiones, y actualmente creo que está en el mejor momento de su carrera profesional, por lo que si no desespera muy pronto podría conseguirlo.
En esta misma columna de opinión ya publiqué un artículo titulado "Sergio ha vuelto", su caminar, su mirada sus gestos denotaban que algo había cambiado, creo que en esa estabilidad emocional tuvo una influencia muy importante Katharina Boehm.
Sergio sabe mover la bola como pocos, golpes precisos en la calle y que el putt hasta ahora se ha negado a complementar, los ocho birdies de la segunda jornada nos mostraron el camino, embocando putts inverosímiles, ese 61 en su tarjeta quedará para la historia.
Este artículo no tendría sentido si no existieran los domingos, es decir la cuarta jornada, si los torneos finalizarán el sábado, el palmarés de Sergio sería mucho más extenso. Esa cuarta jornada es la que hay que trabajar, el vértigo se produce cuando estás en la cima, si Sergio consigue dominar eso, seguro que pronto llegará esa ansiada victoria en un Major.

Por que me encanta " La Ryder "


Muchas veces me pregunto ¿qué tendrá la Ryder para que este acontecimiento deportivo acapare nuestro interés meses antes de que se celebre cada edición?

Seguro que Samuel Ryder, allá por los años veinte, nunca imaginó que su idea se haya convertido en un éxito, aunque se dice que seis años antes un periodista, James Harnett, ya había propuesto la idea y en 1921 ya se celebró una edición no oficial, promovida por Sylvanus Germain, presidente de un club de Toledo, que ganó el equipo británico por 9-3.
Para cualquier estudioso de márketing, esta competición tiene todos los alicientes para figurar entre los tres acontecimientos deportivos más importantes. Para un aficionado reúne varias connotaciones deportivas muy importante, que intentaré detallar a continuación.
La Ryder se celebra en la modalidad match - play, para mí la mejor y más competitiva de todas las fórmulas de juego. Cualquier buen aficionado se siente integrado en cualquiera de los dos equipos, la Europa que muchos hemos soñado se une más que nunca en defensa de los intereses de un objetivo común. Qué bien nos iría si nuestros mandatarios europeos se reunieran en los días de la Ryder, para decidir nuestro futuro, resolver problemas comunes y no buscar más allá de los intereses egoístas de cada país.
El Golf es un deporte de caballeros, aunque en pasadas ediciones, algún jugador no aguanta ese título y aflora algún instinto o sentimiento fuera de ese contexto y la caballerosidad ha estado a punto de romperse, casi siempre del bando americano (ediciones de 1969, 1989 y 1999).
El sentimiento de compañerismo durante la semana de competición se acentúa mucho más y son continuas las muestras de apoyo entre capitanes y jugadores, las modalidades de foursome y fourball, ayudan sobremanera.
La audiencia de aficionados al golf durante esos días se dispara, y las más importantes empresas de material esperan ansiosos esa semana para promocionar sus productos, por algo será.
Otro acierto desde mi punto de vista ha sido el desbloqueo para las redes sociales y que los aficionados puedan compartir comentarios e imágenes al igual que ya ha sucedido en los últimos acontecimientos deportivos celebrados.
Este año estaré muy cerca, pero desgraciadamente no he podido encontrar entradas para los días de competición, desde hace meses las entradas están agotadas, aprovecharé el jueves para estar en Gleneagles y llenar mis pulmones de aire Ryder para disfrutar de ese aire especial durante unos días.
Guardo el Milagro de Medinah entre mis tesoros más preciados de golf, de vez en cuando me siento ante el televisor y disfruto de esos minutos fantásticos, esta vez parece que Seve está más lejos, no os lo creáis, seguro que estará en cada rincón apoyando y ayudando a los nuestros, ya se encargarán Olázabal y Jiménez de pedirle algún consejo.