miércoles, 18 de junio de 2014

Luismi, "el camuflao"


"Camuflado", "emboscado", siempre que oímos esta palabra todos los que jugamos a nuestro deporte, rápidamente nos hacemos el estereotipo de este tipo de jugador, que se puede resumir muy superficialmente en un golfista que juega mucho mejor que el hándicap que tiene asignado.
Hacía un par de años que no coincidía con mi amigo virtual Luismi, hasta que hace un par de semanas coincidimos en un prestigioso torneo. A la hora de la cena y entrega de Trofeos, lógicamente coincidimos en la mesa y pudimos intercambiar opiniones y experiencias vividas en los dos últimos años.
Luismi es un hándicap 22, bueno lo era hasta hoy, supongo que ahora ya no, ya que quedó campeón con 43 puntos stableford. 43 puntos son difíciles de hacer y más en un hándicap medio, pero después de escuchar durante dos horas a Luismi llegué a la conclusión de que también hay emboscaos profesionales.
El "emboscao profesional" se prepara a coincidencia para jugar los torneos que previamente ha seleccionado en su calendario, son los torneos en que los premios son mas apetitosos, un buen viaje, un buen reloj o la posibilidad de jugar torneos en otras localidades o países, la mayoría a gastos pagados.
Luismi juega otros torneos, pero si lleva una buena tarjeta , la estropea pateando mal o fallando golpes a propósito para mantener el hándicap impoluto, incluso según me explicó Luismi , en muchos torneos no cumple para volver a aumentar el hándicap.
El concepto de golf no encaja , desde mi punto de vista, con este tipo de jugador, el estatuto de jugador aficionado no es suficiente para luchar contra estos personajillos.

Bueno de todas maneras uno u otro tenía que ganar el viaje a Dubai, pero seguro que habría otros jugadores que por concepto se lo merecían mas, yo no estoy entre ellos, hice 26 puntos, pero me pregunto si será envidia puñetera o la indefensión contra este tipo de jugadores
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario