domingo, 22 de septiembre de 2013

Golf de altura


Hace varios años tuve la oportunidad de jugar en un campo de golf que durante el invierno eran unas pistas de esquí. La idea me pareció muy acertada teniendo en cuenta que era una buena manera de rentabilizar unas instalaciones para todo el año.

Toni Bullón
A pesar de algunos inconvenientes, en especial el desnivel de las calles y los accesos de green a tee, realmente la idea se me quedó grabada.
El pasado fin de semana tuve ocasión de repetir la experiencia en el campo de golf de Soldeu, en Andorra, y realmente puedo asegurar que el campo reúne todos los requisitos para disfrutar de una buena jornada de golf. El diseño está construido en una altiplanicie, (en invierno deben ser las pistas para principiantes e infantiles) con lo cual el tema de los desniveles está solucionado en un 80 % , y el acceso en telecabina una opción diferente y divertida.
Jugar a golf a 2250 metros de altura es lo mas parecido a jugar en el paraíso , además el recorrido estaba en unas condiciones magníficas y los greenes con una rapidez digna de los mejores campos. Continuamente el disfrute del paisaje obliga a centrarse mucho para agarrarse al campo, y no distraerse, cosa que a veces intentan algunas de las marmotas que esperan nuestra llegada a los greenes para observar el manejo de nuestros putters.
Para completar la jornada tuvimos la oportunidad de disfrutar de las magníficas instalaciones del complejo Sport Hotel Ermitage & Spa, por cierto el spa es espectacular una amplia gama de servicios , todos ellos de una calidad exquisita, y la atención del personal un 10 sobre 10.
Cada vez hay mas impedimentos para construir campos de golf, a la difícil l situación económica, se une la incultura deportiva y golfística de muchos de nuestros dirigentes, y eso que las normativas han variado mucho y en la mayoría de comunidades se van adaptando y cada día protegen mas el medio ambiente, por eso la solución de Soldeu me parece espectacular, adaptar la construcción de campos adaptándose mucho mas al entorno. el coste del mantenimiento de las instalaciones se reduce y se elimina la especulación urbanística de en muchas ocasiones afectan de manera muy cercana a la construcción de un campo de golf.
Lo mismo que podría hacerse con otras estructuras para escuelas de golf y canchas de prácticas, como siempre digo la imaginación al poder, Soldeu nos ha marcado un buen camino, solamente tenemos que seguirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario